Clases de fakes: el fake comercial

fakeblog

¿Recuerdan la inmensa ola de cuentas de Twitter, Facebook, y hasta Tumblr que aparecieron cuando la colombiana Mariana Pajón ganó la primera medalla de oro para Colombia? ¿No les pareció raro y además hostigante? Pues no se sorprendan, esta es una práctica comercial de sobra conocida y explotada por personas y entidades inescrupulosas, o peor aún, faltas de cualquier sentido de la creatividad.

El “modus operandi” es el siguiente: surge un acontecimiento coyuntural de cualquier tipo: partido de fútbol, escándalo público, lanzamiento de un show de T.V, … Estas personas están muy atentas a este tipo de situaciones y en cuanto sucede algo relevante, crean perfiles con los protagonistas de cada situación, en este caso sería el perfil “oficial” de Mariana Pajón. Roban la identidad de esta persona, postean mensajes que aparenten credibilidad, y esperan a acumular followers.

En esta clase de situaciones, las personas suelen dejarse llevar por la emoción y no verifican si en efecto es una cuenta oficial la que van a seguir, y le dan follow de cualquier modo.

Cuando la cuenta llega a cierto número de followers (por lo general más de 10.000) la venden a agencias de publicidad o a marcas directamente, para cambiar el nick de @MarianaPajón a @Gaseosas12345 o cualquier otra marca, quedando con una gran base de followers que van a adulterar sus cifras para posteriormente vender el ejercicio como caso de éxito, mientras que los followers quedan siguiendo a una marca y su molesto spam.

Lo más insólito del caso, es que este proceso puede llevar tan poco como 12 horas o tanto como 1 año, mientras se acumulan los followers necesarios o deseados para vender.

Las herramientas para combatir estos males de Internet existen, y muy pronto las vamos a conocer.

Anuncios