¿Qué es un fake?

En medios sociales, un Fake es un usuario que suplanta la identidad de otros usuarios que puede estar o no estar conectados a la misma red con resultados hilarantes o desastrosos. Estos resultados dependen de las intenciones con las cuales se suplante a una persona o entidad.

Tomemos por ejemplo un caso desastroso, el de Sara Corrales hace ya casi 3 años. Desde el 2009 supuestamente la modelo mantenía una cuenta de Twitter, la cual por ese entonces era muy popular. Un día cualquiera del 2010, se le va un Tweet con el código de su PIN en Blackberry. Poco después postea: “Hay hp se me fue el pin… era un DM, no usarlo por favor” seguido de “Por favor paren de enviarme solicitudes al Blackberry, ¿de qué les sirve agregar a alguien que no quiere chatear con ustedes?“. Inmediatamente los trolls hicieron lo suyo, la situación escaló hasta el punto en el cual la persona que manejaba esta cuenta decidió dar un paso al frente y eliminar esta cuenta. Inmediatamente, la auténtica Corrales afirmó que esa cuenta no era manejada por ella, y procedió a abrir un canal oficial en Twitter, el cual ahora goza de gran éxito. ¿Truco publicitario o fake “legítimo”?, tal vez jamás lo sabremos, pero esto es un importante precedente.

Del mismo modo, encontramos fakes que son sencillamente maravillosos, su suplantación es cómica y con fines de una respetuosa parodia. Algunos ejemplos:
KimKierkegaard La fusión entre Kardashian y el filósofo Søren Aabye Kierkegaard.

Miguel Bloombito: La mítica inhabilidad del alcalde del New York para hablar un español comprensible, inmortalizada:

presidenteUribe es una parodia acerca de las hazañas de nuestro ex-presi.

Llourinho el DT del Real Madrid en todo su esplendor.

Y una de las más recientes JMBergoglio, en honor al nuevo Papa Francisco I, gozó de un meteórico ascenso pero fue reportada y suspendida hace poco. Carita triste:

110238

Insisto con respecto a la dictadura, sólo ayudé ocultando gente que era perseguida, nomás parece que la oculté muy bien…

— Jorge M Bergoglio (@JMBergoglio) 13 de marzo de 2013

¿Y qué dice Twitter acerca de todo esto? pues son bien claros en que efectivamente estas parodias están permitidas, siempre y cuando sigan estos lineamientos:

  • Nombre de usuario: El nombre de usuario no debe ser exactamente el mismo del sujeto de la parodia, comentario o la celebridad; para hacer esto más claro, debes distinguir la cuenta con un calificativo tal como “no soy”, “falso” o “admirador”.
  • Nombre real: El nombre real en el perfil no debe listar exactamente el nombre del sujeto sin alguna palabra distintiva, tal como “no soy”, “falso” o “admirador”.
  • Biografía: La biografía debe incluir una afirmación que se distinga de la identidad real, por ejemplo “Esto es una parodia” o “Una cuenta hecha por admiradores” o “Cuenta de Parodia” o “Cuenta de admiradores” o “Cuenta de juego de rol” o “No estamos afiliados con…”.
  • Comunicación con otros usuarios: La cuenta no debe tratar de engañar o llevar a malas interpretaciones sobre tu identidad a través de comunicaciones públicas o privadas con otros usuarios. Por ejemplo, si estás operando una cuenta de admiradores, no envíes mensajes directos a otros usuarios como si fueras realmente el sujeto (p. ej. una persona, banda, equipo deportivo, etc.) de esa cuenta de admiradores.
  • Juegos de rol: Twitter permite las cuentas de juegos de rol. Si estás operando una cuenta de juegos de rol que puede incluir temas controversiales, te sugerimos que añadas una aclaración en tu biografía, tal como “juego de rol” además de cumplir con nuestras buenas prácticas.

Entonces, si quieres hacer un “fake” y sigues estas normas estás en todo tu derecho. Recuerda siempre respetar a los otros en estas interacciones y no convertirte en un fake “malo”.

Anuncios