Hackeando BMWs: un mundo más conectado puede ser un mundo más peligroso

Gracias a los avances de la tecnología, nuestro mundo es cada vez un lugar más emocionante y práctico para habitar. Sin embargo esto no evita los ocasionales maleantes dispuestos a explotar a la tecnología a su favor. Esto no sólo pone en peligro a tu PC, también tenemos hackers de automóviles. Tomemos uno de los ejemplos más sonados de los últimos años: cómo robar un BMW M1 en 3 minutos o menos, hackeando uno de sus aplicativos:

¿Cómo hacen esto? explotan una falla en el sistema On-Board Diagnostic (OBD) del automóvil mediante un dispositivo de programación de llaves que permite clonar la señal del key fob:

Además de esto, los ladrones explotan otras fallas de seguridad como la ausencia de un sensor que alerte cuando los ladrones abren la ventana, el sensor de ultrasonido interno tiene un punto ciego justamente frente al sensor OBD, el sensor OBD siempre está encendido (aún cuando el automóvil se encuentra apagado) y lo peor de todo, el acceso a este sensor no requiere una contraseña.

BMW ya solucionó parcialmente estas terribles fallas de seguridad en el 2013, lo cual por supuesto no protege a los dueños de coches de esta prestigiosa marca de las futuras artimañas que los hackers-ladrones se inventen para evadir los controles de seguridad.

Un breve recordatorio de como un mundo más conectado y con mejor tecnología también puede ser un mundo más peligroso.

Anuncios