¿Son las webcams realmente seguras?

webcam

La respuesta corta: no realmente.

La respuesta larga: Toda pieza de software o hardware es susceptible a ser hackeada, esta regla no tiene excepción alguna. Existen aplicativos (que no enlazaré aquí por obvias razones) especializados en activar webcams de forma remota, de este modo la persona al otro lado de la aplicación puede espiar y hasta grabar todo lo que la webcam puede ver. Pretty scary, huh?.

Afortunadamente, existen medidas preventivas y de contención en estos casos:

  1. Desconectar la webcam cuando no la estés usando.
  2. Activar y tener actualizado nuestro firewall y antivirus.
  3. Habilitar el WEP, WPA o la clave de seguridad. Si estás usando un router inalámbrico o una webcam inalámbrica instala tu clave de seguridad.
  4. Utilizar un programa de bloqueo para webcams (camblocker).
  5. Utilizar cámaras con luz piloto incorporada que nos indique si está grabando o no.
  6. Configurar adecuadamente el software de la cámara, con restricciones de quién puede ver las imágenes emitidas.
  7. Procurar no chatear con webcam con personas que no conozcamos fuera de Internet ni usar servicios de videochat aleatorio.
  8. No trasmitir imágenes que puedan ser utilizadas para chantajearnos o hacernos daño de cualquier otra forma. NO TE DESNUDES.

Son consejos muy básicos, si los sigues al pie de la letra te evitarás dolores de cabeza a futuro.

Anuncios