Glosario: La ley Hadopi

nohadopi

Oh, la infame ley Hadopi, también llamada Ley Creación e Internet, o Ley promotora de la difusión y la protección de la creación en Internet. Para este servidor, un escalón más en la escalera del control estatal Orwelliano en Internet, recientemente constatado con el escándalo de la NSA y su recaudo “legal” de datos. Esta ley pretendía ejecutar la colosal labor de  regular y controlar Internet para perseguir las infracciones de copyright, es decir, aplicarte el peso de la ley cuando te bajabas el último álbum de Daft Punk.

Cuando la ley entró en acción (22 de septiembre de 2010) los titulares de derechos de autor comenzaron a registrar y enviar decenas de miles de direcciones IP a los proveedores de Internet (ISP), correspondientes a los presuntos infractores de dicha ley. Los ISP debían identificar los nombres, direcciones, correo electrónico y número de teléfono asociados a cada IP. Aquellos proveedores que no entregaran la información de los infractores en un plazo máximo de 8 días, arriesgaban a tener que pagar multas que rondaban los 1.500 euros diarios por cada IP sin identificar.

La Ley Hadopi estableció que los usuarios podían recibir hasta tres avisos de sus ISP cuando fueran descubiertos descargando material protegido desde Internet, posteriormente si volvían a reincidir el ISP debía informar a un juez, quien revisaba el caso y procedía a dictar sanciones que iban desde el pago de una multa hasta solicitar la desconexión de Internet del usuario infractor.

Con la finalidad de “cazar” a los usuarios infractores la industria del entretenimiento galo contrató los servicios de la compañía Trident Media Guard, reconocida mundialmente por utilizar algunos métodos poco ortodoxos para evitar la descarga de material protegido por derechos de autor. Entre estos métodos se cuenta el inundar las redes de intercambio de archivos con archivos falsos o fake, efectuando así un ataque de troyanos rastreadores (no destructivos) a gran escala.

Evidentemente, esta ley es todo un despropósito, fruto de la administración de la brillante mente de Sarkozy:

funny-gif-Sarkozy-French-speechEl cazafantasmas no condona el trolling

Pero no hay mal que dure mil años: recientemente, esta ley fue derogada, en un claro triunfo para la libertad en la red. ¿Las razones? la ley es inútil, esencialmente. El nuevo gobierno francés de François Hollande ha decidido suspender las sanciones más importantes que incluía la ley HADOPI, entre las que destacaba la suspensión del servicio de Internet. Además, las multas económicas se rebajarán a una cantidad fija mucho menor, en torno a los 60 euros.

 

Anuncios