Así funciona el spam masivo por celulares

sms-spam1_640_large_verge_medium_landscape

Una de las situaciones que más irritan al Cazafantasmas es recibir decenas de SMSs con spam durante el transcurso del mes, en algunas ocasiones a horas totalmente inapropiadas. Es difícil escapar de esta clase de spam debido a que no contamos todavía con filtros anti-spam tan avanzados como en nuestros ordenadores. Pero ¿qué podemos hacer para mitigar este mal en nuestros teléfonos?.

Las compañías de Telecomunicaciones ofrecen servicios para realizar el envío masivo de SMS que se desee, ofreciendo tarifas diferenciadas según la cantidad de mensajes que se envían. Por ejemplo, un abono mensual de $45 dólares que permite enviar 500 mensajes, por $90 unos 1500 mensajes, por $225 unos 4000 y por $470 unos 10.000 mensajes. Estos paquetes no son ilegales ni nada por el estilo, ya que en últimas depende del uso que se le de. Es aquí cuando entran en juego las listas de teléfonos.

Enviar de forma masiva mensajes de texto a números móviles promocionando productos cuando el titular de la cuenta decidió registrarse no tiene ningún problema, basta con darse de baja del servicio en caso de que se vuelva “cansino”. Este escenario está lejos de la realidad. En su gran mayoría, las compañías adquieren bases de números de manera ilegal, de forma sorprendentemente accesible. La mayoría de las bases surgen desde las mismas operadoras, a partir de las acciones de operarios inescrupulosos que venden estas bases de datos en el mercado negro.

Para obtener una base de cerca de un millón de celulares se debe desembolsar una cifra cercana a los $185 dólares, mientras que por ejemplo, por obtener un padrón actualizado de la última elección se deben pagar entre $2.000 y $4.000.

Anuncios