Herramientas para detectar usuarios fake: ¿cuál es la mejor opción?

Fakers de Status People

Fakers-Status-People1

Fakers, es un programa que nos permite saber, a modo de porcentajes basados en estimaciones de un algoritmo, cuántos de nuestros seguidores en Twitter son falsos.

Lo que hace Fakers es rastrear dichas cuentas engañosas teniendo en cuenta lo que cualquiera con sentido común haría manualmente: identificar a las cuentas en las que por ejemplo no hay ningún tweet, o por la clase de mensajes que allí se encuentran fuera de la temática que puede verse en su descripción. Esta aplicación ha encontrado varios detractores debido al límite operativo de su algoritmo, estos detractores están en lo correcto, sin embargo como método de diagnostico preliminar es bastante útil, siempre y cuando todo un informe no se base en esta herramienta exclusivamente.

Twitter Audit

TwitterAudit (1)

Twitter Audit Analiza cualquier cuenta en sólo tres minutos, con resultados similares a Fakers de Status People. Para ello, toma como referencia 5.000 seguidores del usuario y le asigna una puntuación según el número de tuits, la fecha del último tuit y la proporción de seguidores/seguidos.

A continuación, asigna un porcentaje de “veracidad” de los seguidores de dicha cuenta (AuditScore).

FollowerWonk

FireShot-Screen-Capture-033-Comparison-of-users-denverveganvan-quieroarepas-NoochVegan-follow-on-Twitter-Followerwonk-followerwonk_com_compare_denverveganvan_quieroarepas_NoochVegan

Sin duda alguna una de las herramientas más completas para detectar Fakes. Calcula todo tipo de datos de una cuenta y los pone a nuestra disposición: edad de sus followers, sexo, seguidores de sus seguidores, palabras claves en sus biografías, publico objetivo, geolocalización y más, mucho más.

Esta herramienta no arroja un resultado automático, es la persona que redacta el informe la encargada de determinar si una cuenta tiene followers falsos o no a través de la interpretación de este grupo de datos.

Existen docenas de herramientas que intentan medir los seguidores falsos de una cuenta, unas lo hacen con mayor éxito que otras. En la práctica, no existe una herramienta infalible, todas conllevan sesgos inherentes a su funcionamiento. Por ello la mejor solución, es usar 2 o 3 de estas herramientas en conjunto para determinar un resultado balanceado y lo más cercano a la realidad posible.

El multimillonario negocio de los ‘bots’ en Twitter

real_or_fake_twitter_followers

Aquí hablamos mucho de la despreciable táctica de mercadeo digital (enfocada hacia el posicionamiento) de comprar followers. Está bien claro que es un FAIL en toda la regla, y los motivos por los cuales una persona o entidad se puede ver tentada a inflar  su cuenta de Twitter son claros para cualquier persona con una cuenta de Twitter ¿quién no querría tener miles de followers nuevos de la noche a la mañana?. Llamémosle debilidad humana, porque somos humanos después de todo. Entonces, tenemos claro el porqué, pero ¿y el cómo? eso es lo que aprenderemos hoy.

Resulta que el negocio de vender followers es, en abril del 2013, una pequeña industria multimillonaria, de miles de millones, de dólares, verdes. El blog Bits del New York Times afirma que más de 24 sitios en internet se dedican a vender seguidores y “likes” en Facebook a precios bastante accesibles: mil seguidores cuestan entre cinco y diez dólares, un millón de seguidores cuestan aproximadamente mil dólares. Esto se lo puede pagar cualquier persona con un empleo promedio.

Empresas como Fiverr, SeoClerks, InterTwitter, FanMeNow, LikedSocial y otras que no pienso enlazar por obvios motivos, ofrecen también servicios Premium de retweets, con precios que oscilan entre los nueve dólares mensuales por cinco retweets al día, hasta 150 dólares por 125 retweets diarios. Así ¿quién necesita tener buenos tweets para convertirse en Twitstar?.

Uno de los programadores de estas compañias afirma que con un software especializado puede crear hasta 100.000 cuentas falsas en cinco días. “El negocio va genial” afirma, “hasta un niño puede franquear las defensas de Twitter”.

Los números finales de este negocio son más o menos así:

El precio promedio por 1,000 fake followers son $18 dólares, en algunos casos desde $2 hasta $30 por cuenta falsa (cuando los saben negociar). Un estimado conservador proyecta este negocio con un potencial de venta desde $40 hasta $360 millones de dólares.

Conclusión: business is booming. Es hora de renunciar a nuestros trabajos y dedicarnos a inflar egos.

Uno de los mayores ataques DDoS de la historia afecta a todo internet: ¿mito o realidad?.

hackers-hacking-hacks

Probablemente has escuchado a lo largo de la semana reportes acerca de un ataque  DDoS que afectó de forma masiva la capacidad de Internet a nivel global. Algunos fueron tan lejos como llamarlo “El Apocalípsis de Internet” o “El día del Juicio Final de la Red”.

¿Es real todo esto? ¿Estamos en riesgo? ¿Debo hacer backup de todos mis discos duros? Bueno, pues hacer backup de tu información nunca será una mala idea, sin embargo, al parecer en esta ocasión se le salió de las manos la situación a la prensa, y en una mezcla de sensacionalismo con desinformación (la mezcla perfecta para vender en los medios) lo que empezó siendo un rumor – rumor fundamentado, pero al fin rumor – terminó convirtiéndose en la historia falsa del año.

Todo empezó cuando Spamhaus, una organización sin ánimo de lucro que se dedica a combatir el spam en internet sufrió un ataque DDoS que fue probabablemente uno de los mayores de la historia. El motivo: incluir en sus listas de spam a un proveedor de hosting llamado Cyberbunker, quienes no discriminan los clientes a los que alojan, entre ellos a reconocidos grupos de spammers, también conocidos como las mafias de Internet.

Hasta aquí, todo es verídico, la cosa en efecto sucedió así. Sin embargo, algunos medios también reportaron que debido a esto, la velocidad promedio de Internet a nivel mundial había desacelerado, y en algunas partes del mundo, cesado por completo. ¿Fue esto verdad? ¿Puede un solo ataque DDoS afectar a toda la infrestructura de la red de una forma tan contundente y violenta? Pues parece que no, aunque a algunos les guste creer que sí.

These [DDos attacks] are essentially like nuclear bombs,” said Matthew Prince, chief executive of CloudFlare. “It’s so easy to cause so much damage.”

Prensa reaccionaria sin fundamento disfrazada de publireportaje en todo su esplendor.

Una investigación seria por parte de Gizmodo (quienes a veces se equivocan, pero cuando quieren ser rigurosos en su proceder lo son) arrojó los siguientes resultados:

  • Se estima que el ataque tuvo en su pico un tráfico de 300 Gbps (Gbps = Gigabytes por segundo, es decir, la información de 67 DVDs cada segundo, wow). Inicialmente esta cifra fue la que llevó a la BBC a reaccionar de forma desaforada ante la noticia.
  • Sin embargo, Renesys, una compañia que dedica todo su tiempo a monitorear la actividad de Internet, constata que esta cifra no representa el monstruo que inicialmente se creía: “Seguramente esa velocidad de datos desbordaría a cualquier servicio de hosting, sin embargo no lo haría con nucleos de Internet. Por ejemplo, DECIX,  el centro de intercambio de Internet alemán en Frankfurt, maneja velocidades de 2.5  tbps (Terabytes por Segundo) una cantidad notablemente superior al volume del ataque”. (Tbps = Terabytes por segundo, es decir, la información de 5.700 DVDs cada segundo, wowwwww)
  • Probablemente, todo este problema fue localizado en Holanda, o algunos sectores de Europa.
  • Por si fuera poco: según los datos de Amazon, su servicio de almacenamiento de datos no experimentó bajas durante la duración del ataque, tampoco durante el lapso del tiempo en el cual los medios atribuyeron el servicio lento a este ataque.

original

Conclusión: Internet sí sufrió un poderoso y extenso ataque DDoS, uno de los más contundentes de la historia. ¿Eso casi destruye a Internet? Ni de lejos, de hecho se podría decir que el rendimiento de la red no sufrió ni un razguño.

Así que esta noticia es un fake bienintencionado con todas las de la ley, ya saben, ejerzan su pensamiento crítico, investiguen y no coman cuento, los medios también pueden trollearnos “sin querer queriendo”.

Fakers: tutorial básico para el manejo de esta herramienta.

Fakers es una aplicación para Twitter que te permite saber cuántas cuentas falsas te siguen a ti o a cualquier otra cuenta en Twitter. Esta herramienta es  una de las que usamos en nuestros análisis, y si bien su veracidad no es del 100 % infalible, sí ayuda a hacerse una idea general de la situación de una cuenta. ¿Y cómo detecta a los fakes? pues toma una muestra de los seguidores que tiene el usuario y, de estos, analiza los que siguen a mucha gente y tienen pocos seguidores, además de pocos tweets (el perfil clásico de las cuentas fake que hacen spam).

Para empezar, tenemos que loggearnos con nuestra cuenta de Twitter:

Screen Shot 2013-03-27 at 8.27.52 AM

Una vez adentro, sólo queda hacer la búsqueda de la cuenta que deseamos analizar. Vamos a tomar como ejemplo al popular usuario @Hyperconectado, quien cuenta con más de 20.000 followers:

Screen Shot 2013-03-27 at 8.32.01 AM

Sus cifras son buenas, ya que sólo el 5% de sus usuarios son fakes, mientras que el 21% restante sencillamente están inactivos. El 74% de sus cuentas son reales y están activas, lo cual es una excelente cifra. Para contrastar, otro ejemplo con una cuenta también muy famosa que no recibió resultados nada favorables: @CaracolTV.

Screen Shot 2013-03-27 at 11.18.50 AM

Sorprendentemente sólo el 15% de sus followers son reales. 

Esta herramienta es útil para detectar casos de captación ilícita de Followers, y para determinar si te debes fiar de la influencia de una entidad o persona en redes sociales.

¿Qué es un fake?

En medios sociales, un Fake es un usuario que suplanta la identidad de otros usuarios que puede estar o no estar conectados a la misma red con resultados hilarantes o desastrosos. Estos resultados dependen de las intenciones con las cuales se suplante a una persona o entidad.

Tomemos por ejemplo un caso desastroso, el de Sara Corrales hace ya casi 3 años. Desde el 2009 supuestamente la modelo mantenía una cuenta de Twitter, la cual por ese entonces era muy popular. Un día cualquiera del 2010, se le va un Tweet con el código de su PIN en Blackberry. Poco después postea: “Hay hp se me fue el pin… era un DM, no usarlo por favor” seguido de “Por favor paren de enviarme solicitudes al Blackberry, ¿de qué les sirve agregar a alguien que no quiere chatear con ustedes?“. Inmediatamente los trolls hicieron lo suyo, la situación escaló hasta el punto en el cual la persona que manejaba esta cuenta decidió dar un paso al frente y eliminar esta cuenta. Inmediatamente, la auténtica Corrales afirmó que esa cuenta no era manejada por ella, y procedió a abrir un canal oficial en Twitter, el cual ahora goza de gran éxito. ¿Truco publicitario o fake “legítimo”?, tal vez jamás lo sabremos, pero esto es un importante precedente.

Del mismo modo, encontramos fakes que son sencillamente maravillosos, su suplantación es cómica y con fines de una respetuosa parodia. Algunos ejemplos:
KimKierkegaard La fusión entre Kardashian y el filósofo Søren Aabye Kierkegaard.

Miguel Bloombito: La mítica inhabilidad del alcalde del New York para hablar un español comprensible, inmortalizada:

presidenteUribe es una parodia acerca de las hazañas de nuestro ex-presi.

Llourinho el DT del Real Madrid en todo su esplendor.

Y una de las más recientes JMBergoglio, en honor al nuevo Papa Francisco I, gozó de un meteórico ascenso pero fue reportada y suspendida hace poco. Carita triste:

110238

Insisto con respecto a la dictadura, sólo ayudé ocultando gente que era perseguida, nomás parece que la oculté muy bien…

— Jorge M Bergoglio (@JMBergoglio) 13 de marzo de 2013

¿Y qué dice Twitter acerca de todo esto? pues son bien claros en que efectivamente estas parodias están permitidas, siempre y cuando sigan estos lineamientos:

  • Nombre de usuario: El nombre de usuario no debe ser exactamente el mismo del sujeto de la parodia, comentario o la celebridad; para hacer esto más claro, debes distinguir la cuenta con un calificativo tal como “no soy”, “falso” o “admirador”.
  • Nombre real: El nombre real en el perfil no debe listar exactamente el nombre del sujeto sin alguna palabra distintiva, tal como “no soy”, “falso” o “admirador”.
  • Biografía: La biografía debe incluir una afirmación que se distinga de la identidad real, por ejemplo “Esto es una parodia” o “Una cuenta hecha por admiradores” o “Cuenta de Parodia” o “Cuenta de admiradores” o “Cuenta de juego de rol” o “No estamos afiliados con…”.
  • Comunicación con otros usuarios: La cuenta no debe tratar de engañar o llevar a malas interpretaciones sobre tu identidad a través de comunicaciones públicas o privadas con otros usuarios. Por ejemplo, si estás operando una cuenta de admiradores, no envíes mensajes directos a otros usuarios como si fueras realmente el sujeto (p. ej. una persona, banda, equipo deportivo, etc.) de esa cuenta de admiradores.
  • Juegos de rol: Twitter permite las cuentas de juegos de rol. Si estás operando una cuenta de juegos de rol que puede incluir temas controversiales, te sugerimos que añadas una aclaración en tu biografía, tal como “juego de rol” además de cumplir con nuestras buenas prácticas.

Entonces, si quieres hacer un “fake” y sigues estas normas estás en todo tu derecho. Recuerda siempre respetar a los otros en estas interacciones y no convertirte en un fake “malo”.

Next Big Sound denunciará a los artistas que compran fans

Comprar 10.000 views en Youtube por 82.000 pesos ya es posible. Comprar miles de fans en Facebook, comentarios en tu blog y followers en Twitter también. La compañía de monitoreo especializado Next Big Sound, asegura que éstas son tan sólo algunas de las  (malas) prácticas recurrentes en las campañas de Social Media de un gran número de artistas internacionales, cuyos nombres serán revelados en un informe especial durante el transcurso este año:

Tenemos un listado de artistas que creemos están comprando actividad ilegalmente. Simplemente estamos esperando el momento oportuno para publicarlo” señaló este miércoles el CEO de Next Big Sound Alex White.

Seguramente este será un duro golpe para las agencias de publicidad  y artistas que practican la nefasta actividad de inflar el tráfico de sus redes sociales con interacciones falsas generadas por bots y fakes, ya sea para fines de posicionamiento, credibilidad, cumplir con metas o vender mejores resultados.

Estaré atento a la publicación de esta lista para ejercer la inquisición pertinente.

Fuente: Musicians accused of ‘buying virtual fans’ on YouTube.

Clases de fakes: el fake comercial

fakeblog

¿Recuerdan la inmensa ola de cuentas de Twitter, Facebook, y hasta Tumblr que aparecieron cuando la colombiana Mariana Pajón ganó la primera medalla de oro para Colombia? ¿No les pareció raro y además hostigante? Pues no se sorprendan, esta es una práctica comercial de sobra conocida y explotada por personas y entidades inescrupulosas, o peor aún, faltas de cualquier sentido de la creatividad.

El “modus operandi” es el siguiente: surge un acontecimiento coyuntural de cualquier tipo: partido de fútbol, escándalo público, lanzamiento de un show de T.V, … Estas personas están muy atentas a este tipo de situaciones y en cuanto sucede algo relevante, crean perfiles con los protagonistas de cada situación, en este caso sería el perfil “oficial” de Mariana Pajón. Roban la identidad de esta persona, postean mensajes que aparenten credibilidad, y esperan a acumular followers.

En esta clase de situaciones, las personas suelen dejarse llevar por la emoción y no verifican si en efecto es una cuenta oficial la que van a seguir, y le dan follow de cualquier modo.

Cuando la cuenta llega a cierto número de followers (por lo general más de 10.000) la venden a agencias de publicidad o a marcas directamente, para cambiar el nick de @MarianaPajón a @Gaseosas12345 o cualquier otra marca, quedando con una gran base de followers que van a adulterar sus cifras para posteriormente vender el ejercicio como caso de éxito, mientras que los followers quedan siguiendo a una marca y su molesto spam.

Lo más insólito del caso, es que este proceso puede llevar tan poco como 12 horas o tanto como 1 año, mientras se acumulan los followers necesarios o deseados para vender.

Las herramientas para combatir estos males de Internet existen, y muy pronto las vamos a conocer.